no es por hablar pero...

viernes, 25 de noviembre de 2011

El asesinato de Cristian Ferreyra y sus aristas

Tras el crimen del militante campesino Cristian Ferreyra e intento de asesinato del militante Godoy, surgieron por parte de distintas facciones políticas interpretaciones con respecto al rumbo que debía tomar el episodio.

Adolfo Farias, dirigente del MOCASE-VC, en unas declaraciones en conferencia de Prensa, junto a otros dirigentes políticos, anuncio la llegada de un nuevo santiagueñazo en la Provincia, como consecuencia de este brutal crimen. En medio de denuncias de censura a un periodista de Pagina/12, que luego fueron desmentidas por el Diario.


Es llamativo que se asimile la posibilidad de un nuevo santiagueñazo, ya que pasando en limpio, hace un poco mas de un mes, Gerardo Zamora obtuvo mas del 80% de los votos y logró poner en la lista a todos sus candidatos a diputados nacionales, arrasando totalmente en la Provincia. Es casi una locura.

También hay que pasar en limpio que Zamora ahora esta en el ojo de la tormenta de las críticas a nivel nacional, por parte de la izquierda y de la derecha, para tirar por elevación a un gobierno nacional, que según ellos no se ocupa de los pueblos originarios.

Hay que decir que este conflicto sobre tierras existe desde hace más de 20 años. Que se cometen todo tipo de irregularidades constantemente. Algunas intencionadas, es verdad. Como la venta de campos con gente adentro viviendo, alambrados ilícitos, quema de pastizales, utilización de agroquímicos con consecuencias para la salud, etc. Pero también hay que decir que por parte de algunos sectores del MOCASE, también hay una clara intención de no terminar con los conflictos, porque gracias a estos conflictos, muchos de estos dirigentes lucran con esta lucha y necesitan que esto se prolongue mas tiempo, ya que no son ellos los que sufren todos estos actos ya mencionados, porque viven en sus casas con aire acondicionado, tele, internet, y se van de vacaciones todos los veranos. Esta es la gran hipocresía con la que muchas veces uno tiene un poco de resquemor hacia estas luchas tan importantes, porque estos personajes desprestigian la causa verdadera que es que los campesinos puedan tener su tierra para cultivar, trabajarla, darle valor agregado, sin tener que estar al pie de guerra constantemente viviendo una catarata de persecuciones por sicarios y mafiosos sojeros.

También es verdad que detrás de estos grupos empresarios sojeros, se llegan a peces gordos, caciques que tienen la posibilidad de que estas luchas se prolonguen.

Mucho se ha hablado en estos días de que el grupo de sicarios que asesinó a Ferreyra, son pertenecientes al poder político tucumano, a grupos mafiosos vinculados a los Ále, conocidos por ser los barras bravas del Club de Fútbol San Martín de Tucumán, y que llevan adelante todo tipo de negocios ilícitos y sucios de esa provincia.

Se trata entonces de empresarios poderosos y campesinos pobres, que lucha por su tierra, y de grupos políticos que no hacen para que el conflicto se solucione.

Gerardo Zamora ahora se encuentra en una gran encrucijada en la cual tendrá que hacer rodar cabezas de su gabinete, o embestir contra estos grupos de empresarios sojeros, o quizás haga lo que viene haciendo hasta ahora que es amontonar la basura debajo de la cama, aunque ya empiece a oler realmente feo.

En estos últimos días también asistimos a un conflicto que divide aguas valga la redundancia con respecto a la contaminación del Río Dulce por parte de los ingenios tucumanos, que hacen que mueran gran cantidad de peces en la ciudad turística de Termas de Río Hondo, en la cual se espera una gran cantidad de personas para dentro de unos años por el Moto GP.

Una discusión política se encuentra sumergida allí, pues Zamora tiene el visto bueno por parte de Cristina, no así Alperovich que se encuentra en otra posición, a pesar de pertenecen al campo kirchnerista ambos, hay muchos hechos que hicieron que el Gobernador Tucumano se encuentre a la deriva y no haya podido dar explicaciones de ciertos acontecimientos. Un cruce importante de intereses se encuentra allí.

Por esto es que no hay que descartar la posibilidad de que Zamora envista contra estos grupos, no seria una mala estrategia política tampoco para él, teniendo en cuenta la relación estrechísima con el Gobierno Nacional.

Pero pasando un poco en limpio, hay que decir que desde que Néstor Kirchner decidió intervenir nuestra provincia en Marzo del 2004, hasta la fecha, las puertas de la Casa de Gobierno han estado abiertas para entidades campesinas. Ha habido mucho más diálogo ya que con el Juarismo ni siquiera había una posibilidad de sentarse a dialogar, y esto gracias a una directiva clara del Gobierno Nacional, que le devolvió la dignidad al pueblo santiagueño, cuando se firmó el pacto de reconstrucción histórica, y que hizo de Santiago una de las provincias que mas creció gracias al Proyecto Nacional, y así quedo demostrado en los sufragios.

Conviene tomar estos hechos como una enseñanza para todos los que hacemos política, de empezar a formar parte de las decisiones haciendo eje en el dialogo como forma y no a una toma de posturas incoherentes e irrelevantes, atemporales y fueras de lugar. Empezar a interpretar a los pueblos cuando eligen a sus dirigentes. Algo que por estos tiempos me atrevería a decir, es imprescindible para hacer política. Para que no haya nunca más otro Cristian Ferreyra, ni más gente que deje su sangre vertida a la tierra en manos de asesinos y matones del Poder Económico. 

No hay comentarios.: