no es por hablar pero...

sábado, 12 de noviembre de 2011

Estelar sabor amargo

Es interesante que el nivel de decepción que tiene la gente con la selección, tal es así que hace mucho tiempo por un partido de eliminatorias no había tan poca cantidad de gente en el Estadio Monumental. El partido de River contra Atlético Tucumán este domingo que viene, doblo en cantidad a la del partido de la selección con Bolivia. ¿Cansancio? ¿Decepción? ¿Bronca?
La realidad es que han pasado varias cosas, principalmente los rivales del continente como Bolivia, Venezuela, Ecuador, han crecido futbolísticamente mucho en los últimos años; antes, hace un tiempo no muy largo, los partidos contra estas selecciones eran pan comido, eran saber si con cuantos goles de diferencia los ganábamos. Hoy no, hoy son rivales a temer porque han adoptado un sistema defensivo que los hace fuerte de visitantes, sumado a la presión que tienen las selecciones grandes de tener que ganar.
El partido de ayer con Bolivia, fue ampliamente dominado por la selección Argentina, que llevo las riendas del partido pero que no pudo concretar, y un error de Demichelis dejo a la selección al borde del colapso, y de entrar en una crisis de nervios. Ese mismo error de Demichelis, hace unos 6 o 7 años, era tomado por un delantero boliviano y mandado de un puntazo a 8 metros afuera del arco. Ayer lo tomo engancho una vez, amago, y definió con gran soltura a un lugar donde Romero se le hacia imposible llegar. Eso se llama… El rival también juega señores. Y basta ya de pensar que los partidos se ganan con la camiseta. Sabella es un buen técnico, tenemos un equipo de estrellas, tenemos al mejor jugador del mundo, ¿y eso que? Los partidos hay que ganarlos en la cancha.
Hoy se demoniza a Mascherano, hace un par de meses atrás era “Mascherano + 10”. Hoy se habla de Riquelme, hace un par de meses no podía jugar ni a la bolita. ¿Que es lo que nos pasa? Todos los equipos tienen partidos buenos y partidos malos. En el partido de ayer falto el gol, que quizás podría haber sido alguno de los que el árbitro mal anulo. Como el primero a Higuain, que es increíble.
Creo que hay que mirar el lado positivo, hay un 9 indiscutible que se llama Gonzalo Higuain, hay una promesa de jugador que se llama Javier Pastore, y otra gran promesa que se llama Ricardo Álvarez. A pesar de lo que se venia hablando de los laterales en la Argentina, me gustaron Clemente y Zabaleta, y yo creo que Messi tiene que jugar un poco mas adelante y acostumbrarse a que tenga este tipo de marcas en la selección, aunque a veces hace lo que puede.
Hay que crear un sistema de juego pensando ya en plasmarlo como marca registrada de la selección  aunque no den resultados inmediatos, pero es lo que se necesita en este momento. Estoy confiado en que con Colombia ganamos, soy optimista, y no empecemos con que no vamos a clasificar al mundial, ese es un comentario a lo Eduardo Feinmann, que la sigue teniendo adentro

No hay comentarios.: