no es por hablar pero...

martes, 27 de diciembre de 2011

Asunción de Cristina, Moyano y la Profundización

Mucho tiempo sin escribir y muchas cosas pasaron. Lo que trajo consigo la asunción de un nuevo periodo de Cristina que ya empezó con un fuerte discurso haciendo hincapié en el crecimiento económico, la inclusión social, la Justicia, en Néstor, en las leyes que el autodenominado Grupo A y que Verbitsky denomina el Grupo “Ahh”, tuvo cajoneadas durante todos estos años que ganó las elecciones legislativas y en las cuales no se pudo avanzar en materia legislativa a pesar de que tampoco pudieron ponerse de acuerdo y votaron leyes bochornosas para la historia de la Constitución Argentina, como la que finalmente vetó, como un deber cívico la presidenta de la Nación, la vergonzosa Ley del 82% móvil. Una ley que carecía de sentido en donde no se encontraba la sustentabilidad de los fondos con los cuales se iba a pagar dicha suma a los jubilados. Una ley que el mismo día que se la aprobó en la cámara de senadores, sus mismos impulsores, tenían simplemente el objetivo en común de que al día siguiente los diarios titulasen que la Presidenta vetó esa Ley, y de esta forma desprestigiar la embestidura presidencial, tenia un fin básicamente mediático, pero fue tan bochornoso el papel de Cobos, y tan apresurado el voto, que la campaña de desprestigio fracasó, al igual que muchas otras.

Otro distintivo de todos los días que tuvo que ver con la Asunción, fue la felicidad en las calles. Sin lugar a dudas y pese al constante desacato que el ciudadano recibe de los medios de comunicación monopólicos, hay que decir que hemos avanzado muchísimo en esto, y hay mucha gente que esta muy contenta con este gobierno, y que sin lugar a dudas se siente ampliamente representado por Cristina Fernández de Kirchner.

El jura de Diputados, Senadores, Ministros, Presidente y Vice-Presidente, fue constante al mandato constitucional leído de manera protocolar el agregado de “y por…”; que en muchos casos fue: por Néstor, por los 30.000 desaparecidos, y hubo también otros matices significativos, más bien personales.

Un impacto importante político fue la ausencia de Moyano. Desde hace unos días que los medios de comunicación de Clarín pronosticaban un puesta en escena que iba a dar el líder de camioneros, como queriendo demostrar cierto distanciamiento del gobierno, lo que nadie se imaginó es que en el acto de precisamente el día del camionero, iba a manifestarse con un mensaje directamente opositor. Tal es así que para personajes como Duhalde y Barrionuevo, se transformó en el líder esperado para combatir a Cristina. Y el Monopolio Clarín pasó a verlo de otra perspectiva quizás como el que le saque un gran peso de encima, que es por supuesto Cristina.

Moyano acusó recibo de esto y que un personaje como el Momo Venegas te elogie no es nada positivo en los tiempos de hoy. Duhalde es un cadáver político y Barrionuevo recuerda a las urnas que quemaron en Catamarca y a la célebre frase: “Tenemos que dejar de robar por lo menos durante 2 años”. Aparte de recibir críticas de algunos personajes también impresentables, pero de la misma CGT, y que quieren seguir cercanos a Cristina.

Otro error tremendo de Moyano es hacer referencia y una comparación con el Peronismo de Perón y el Peronismo de Cristina. Lo hace así para de esta forma enfrentarse a Cristina, es verdad, pero al hacer esto comete un error histórico gravísimo, que no puede cometer un dirigente a la altura de Moyano y que es pensar que la Sociedad Argentina es la misma en la época del Primer Gobierno de Perón, o del Segundo; pensar el contexto es clave en esto. La situación de los trabajadores pensando los contextos es clave. Definitivamente no es la misma, teniendo en cuenta la secuencia de los gobiernos de talle neoliberal de la cual venimos durante décadas y de la cual Moyano no puede obviar.

Si hacemos una retrospectiva pequeña y vemos cuales fueron los puntos de discusión que tuvieron el Gobierno con la CGT, durante los últimos tiempos, nos encontraremos con que hubo un asesinato a un militante del P.O, Mariano Ferreyra, el cual el principal acusado es José Pedrazza, un sindicalista del gremio de los ferroviarios, del palo de Barrionuevo y Venegas. El cual en el momento de su detención hubo en gran encontronazo con el gobierno. También lo hubo con la detención de Momo Venegas y la causa ligada a la Mafia de los medicamentos. Quizás el momento de mayor tensión fue cuándo la CGT amenazó con un paro general por los constantes achaques supuestamente que se recibían por parte de los medios de comunicación, con respecto a una nota que salió sobre Moyano sobre la existencia de una investigación del mismo y unas cuentas en Suiza. Lo curioso fue que la amenaza de este paro se la haga al pueblo argentino y no a los medios de comunicación en primera medida. A las pocas horas levantaron el paro.

Es verdad también, y así lo manifiestan algunos dirigentes de la CGT como Facundo Moyano, que con Néstor Kirchner era más fácil discutir algunas cuestiones. Desde la muerte de Néstor Kirchner que la relación Gobierno-CGT se ha vuelto cada vez mas tensa, hasta llegar a un punto casi de intolerancia entre ambas. Néstor Kirchner el punto de unión entre estos dos bandos, quizás por su actitud conciliadora que siempre lo caracterizó, quizá porque nunca tuvo el respaldo popular en las urnas que hoy tiene Cristina.

El último discurso de Moyano en donde abandona el PJ, y se pone como un candidato opositor a Cristina, lo deja en evidencia total, ya que personajes deleznables de la política, que el imaginario popular ya simplemente quiere olvidar, apoyaron su iniciativa, y muchos de sus peces gordos de la misma CGT salieron a distanciarse. Hasta el mismo Facundo Moyano en algunas declaraciones, se lo notó bastante calmo con respecto a días anteriores en sus declaraciones.

Los paros y manifestaciones de estos días, de tinte gremial, fueron realizadas por el gremio de judiciales, del dirigente Julio Piumato, que hoy declaraciones se refirió a Aníbal Fernández como “Gorila”, en un paro por un pedido de aumento de sueldo para los trabajadores, que finalmente fue obtenido, y de el “Momo” Venegas, dirigente de “UATRE”, manifestándose en contra la promulgación del nuevo estatuto del peón rural que se debatía en cercanías del Congreso.

Moyano, hasta estos momentos, y luego de salir a defender a Zanola, ha desaparecido de la escena política, por lo menos durante un tiempo. Acusó recibo, y se dio cuenta de que se puso en evidencia. Scioli por su parte en declaraciones, afirmó que él forma parte del equipo de CFK.

Es de advertir la excelente postura del Gobierno en este tema, ya que no salió a arremeter contra Moyano, ni a descalificar, lo que hubiera sido un idas y venidas de respuestas, y en los titulares de los diarios como mesa de discusión. La discusión por la 125 ha hecho madurar mas de lo que se cree al Gobierno de Cristina, y ya no discute las cosas en la forma que Moyano las está intentando plantear. Eso forma parte del pasado. Ese es el mensaje de Cristina, con más medidas para el pueblo, con más leyes para la equidad, defendiendo lo que es suyo, defendiendo los intereses de los más humildes, defendiendo los intereses de todos en el exterior.

Un genial discurso, como ya nos tiene acostumbrados diría Lorena Maciel en TN (esperando que un francotirador le dé el balazo en la frente),  fue el que dio Cristina en el MERCOSUR, en medio de una ola de rumores sobre su estado de ánimo por el terrible suceso que ocurrió ese día por la muerte de el Sub-secretario de Comercio Iván Heyn. En donde estas discusiones si es más peronismo esto o aquello como lo dice Moyano, a Cristina no le importa, ella está en otro nivel infinitamente superior casi sideral. En donde, las corporaciones no gobiernan, gobierna el pueblo.


Felicidades para todos.




No hay comentarios.: